Samos O’Reilly: ‘Mi mejor consejo para el duelo: sé cinco’

Al encontrarlo como un pilar de sabiduría sobre el dolor de perder a su propia madre a una edad temprana, les administra el mismo medicamento cada vez que sus amigos se acercan a Samos O’Reilly en busca de consejos sobre la muerte. «Bueno, aquí está mi consejo, ¿está reduciendo esto? Paso uno: debe haber cinco. «

La experiencia de Riley de perder a su madre Sheila a causa del cáncer en la década de 1980 forma la columna vertebral de su firme debut, ¿Escuchaste que Mamie murió? Entonces nació el título de la frase para saludar a la niña de cinco años de luto nada más despertarse.

Hablando desde su casa en Hockney, Londres, O’Reilly dijo: «Extendía mi mano para estrecharles la mano, sin saber la seriedad de lo que estaba pasando». «No recuerdo que me dijeran esto, siempre será una de las historias más divertidas alrededor de la mesa de la cocina debido a las reuniones familiares».

¿Escuchaste que Mamie murió? Hay un punto dulce entre la tragedia de Frank McCartney y la espinosa comedia de observación de David Cedaris. Gran parte de este robo de comedia proviene de que O’Reilly es el noveno hijo de 11 hijos: no es raro en un momento en Irlanda, pero en la década de 1980 Terry estaba al borde del extremo.

«La gente me indica una cena o una mesa», dice O’Reilly, «tiene 10 hermanos». Quiero que la gente entienda que nunca pensamos que fuera normal. Constantemente nos burlábamos de nosotros mismos. «

Por supuesto, los O’Reilly eran un espectáculo muy conocido en el área, subidos en una minivan familiar por su inapropiado padre Joel. Los lectores de O’Reilly enganchan, alinean y se hunden en un personaje para Joe.

READ  Fiebre del Nilo Occidental en España. Dos muertos. 45 enfermos

Atraído amorosamente por su hijo, Joe se complace en matar a las ratas rebeldes que invaden su hogar, pero es un pilar conocido de la bondad cristiana dentro de la comunidad. Independientemente del tiempo que deje de criar a 11 niños solo con un cheque de pago, concluye con una clasificación y notas de visitante, ayudando a otros y hablando de la colección de VHS en casa más impresionante de Terry; Una especie de Proto-Netflix.

«A veces se siente como si hubiera venido de la Prusia medieval, sin una conciencia cultural de nada», dice O’Reilly. «Una vez me di cuenta de que nunca había oído hablar de piedra, papel o tijeras. Quiero decir, es más joven que Paul McCartney».

O’Reilly, uno de los padres, todavía está asombrado por la considerable carga parental de Joe, aunque Joe no lo acompaña. “En un momento tuvo seis hijas adolescentes”, dice O’Reilly. «Quiero decir, no puedo imaginar lo que fue, realmente estuve allí.

“Siempre le preguntamos, ‘¿Por qué tuviste 11 hijos?’ A lo que siempre decía, ‘Bueno, ¿a cuál de ustedes volveré?’ Es una cosa muy agradable de la escuela dominical «, agregó O’Reilly.» Excepto que recomendamos algunas de inmediato.

Reír a carcajadas es divertido

Los 11 hijos de Sheila tenían entre dos y 17 años en el momento de su muerte, y siempre se clasifican dentro de la familia como Los Grandes, Los Medianos y Los Nosotros. «No es tan tribal porque es un sistema de castas», dice O’Reilly.

«Vivimos en diferentes jurisdicciones legales y de derechos humanos. Los juicios posteriores vendrán de este libro, y luego puede haber un momento de paz y reconciliación».

READ  Morrissey le pide a Johnny Marr que 'simplemente me deje fuera' y deje de hablar de él en las entrevistas | Noticias de Artes y Entidades

Los recuerdos de O’Reilly son risibles: diversión a todo volumen, pero la danza sutil entre la luz y la sombra es el verdadero poder del libro.

«Activé el dolor al descubrir momentos de humor y risas, y también lo hace mi familia», dice O’Reilly. “Tratan muy bien una cosa y, en segundo lugar, es cierto para la vida.

También aprendí que esta vasta literatura llamada «infancia patética irlandesa» es todavía vasta. Cuando los lees, ‘Dios, ¿hay alguien bromeando?’

Cerrar

Autor Samos O’Reilly. Foto de Steve Ryan

El proceso de duelo de O’Reilly se ha ido configurando claramente a lo largo de los años, y ahora de vez en cuando se encuentra luchando con su «vergüenza». “No experimenté el mismo dolor que otros miembros de mi familia, o amigos igualmente angustiados, porque sucedió incluso antes de que yo lo entendiera”, escribe. “Estaba confundido por mi profunda comprensión de mi dolor auto-manejable de cinco años, y cuando las lágrimas colectivas murieron, me dije a mí mismo que el trabajo había terminado”, escribe.

«Lo enterré con miedo y vergüenza y una incapacidad de saber cómo y cuándo llorar por mí».

A lo largo de los años, la impresión que O’Reilly tenía de su madre, una ex enfermera que era tan dulcemente virtuosa como Joe, a menudo se reflejaba en los provocativos relatos de los demás.

Cuando comenzó a escribir el libro, O’Reilly «escribió cinco memorias en una hoja de cálculo». De alguna manera, el proceso de escritura lo ayudó a encontrar tres más.

«Era como si estuviera realizando algún tipo de truco de magia en mí mismo. Fue salvaje», dice.

“Un amigo me dijo que su amigo, su pareja había muerto, tenían un hijo pequeño, y nuevamente me pidieron consejo. Obviamente, no pude hablar de esa experiencia, pero dije: ‘Puede que haya algo aquí. Escribe anote cada recuerdo tanto como sea posible ‘.

«Encontré las cartas que mi madre le envió a mi tía Patricia y, a pesar de todos estos detalles increíblemente casuales, como conducir hasta las tiendas en Enniskill, valían el peso del oro».

O’Reilly recordó la ‘oscuridad’ del clan, «como un personaje infantil Jerry Maguire, Pero se ve bien sin la estrella de cine. Te atormento con hechos. Quiero colgar a la gente ”, recordó. «Quería impresionar a la gente, quería que la gente me prestara atención porque aparentemente estaba plagado de esta mala atención diluida».

A O’Reilly siempre le ha encantado la idea de ser escritor, y pronto llevó su sentido del humor y su escritura armoniosa a un lugar donde fue reconocido de inmediato: Twitter.

En 2018, O’Reilly se volvió viral con un hilo sobre ‘jodidas relacionadas con el trabajo’ en un tweet. Comenzó con «Entendí mal mis días y terminé solo en una habitación con mi jefe y el presidente de Irlanda cuando estaba tomando ketamina», y a partir de ahí fue muy divertido. Tenía 18 años en ese momento y trabajaba como mesera mientras estaba en la universidad en Dublín. La presidenta en cuestión era Mary McLean.

«He oído [from various people] Ese hilo le mostró mucho ese fin de semana, pero espero que le sucedan cosas más grandes, más emocionantes y más noticias a diario, en lugar de volverse tan popular como 45 minutos en Twitter. «

El hilo recibió atención inmediata de él, y Espectador Finalmente, le dio una columna en la que escribe sobre las experiencias de sus padres. Como estaba trabajando en un escritorio ingrato en ese momento, tuvo la oportunidad de escribir a tiempo completo.

Ofertas de libros siguientes ofertas calientes. O’Reilly, que había estado escribiendo durante muchos años, estaba listo con un manuscrito. Firmó con Fleet y O’Reilly menciona con orgullo la casa de Coulson Whitehead y David Cedaris.

Cerrar

Hermanos O’Reilly – La cabeza de Samas atraviesa el hombro de un hermano

Trabaja en cuestiones de seguimiento: este libro termina con él a la edad de 11 años, por lo que su adolescencia puede verse truncada en el futuro. O’Reilly está a punto de grabar un audiolibro, pero ya ha leído el libro para una audiencia importante: su padre. O’Reilly leyó en voz alta que la visión de su padre «no era grande» debido a su diabetes.

“Poder leerle un libro que escribiste sobre una persona a esa persona es una experiencia increíble”, dice. “Lo trasladaron a lugares que esperaba, e incluso logró hacer correcciones como la longitud de los vehículos mencionados.

«Estoy sentado allí, leyendo cubos y sudando. Estoy muy emocionado. Papá dice: ‘En realidad, no es el auto que teníamos en 1991’. Pero él sabe que es su historia. Por eso, esta es mi historia . «

¿Escuchaste que Mami murió? Presentado por Samos O’Reilly ahora está fuera de la Marina

Cerrar

¿Escuchaste que Mamie murió? Presentado por Samos O’Reilly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio