¿Por qué CDMX no es rojo para COVID? Esto es lo que dice Shenbam

En las últimas semanas se ha producido un aumento de infecciones y hospitalizaciones. Esto ha obligado a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, a imponer restricciones de tiempo en restaurantes, gimnasios, tiendas y otras actividades.

Hasta este domingo se han sumado 2.591 nuevos casos de COVID y 42 muertes.

A pesar de esto, el presidente dice que la ciudad está en un semáforo naranja, primero con una advertencia, luego en el rango. ¿Por qué no se ha puesto rojo el capital, como ya lo han hecho otras empresas como Chihuahua, Choctaw o Baja California?

Este lunes, durante su conferencia diaria con Shenbaum Bardot, cuestionó cuántas infecciones se necesitan para volver a la luz roja de las epidemias en la capital.

Lea también: Sheinbaum dice que la CDMX se encuentra en una coyuntura crítica y es altamente contagiosa con COVID-19

“Hemos establecido el tema del ingreso hospitalario como un tema central (para instalar un semáforo en rojo), pero el gobierno federal, a través de la Secretaría de Salud, tiene 10 indicadores que establecen el color de las señales de tránsito”, explicó.

Luego, la ciudad de México se guía por el color del semáforo que envía el gobierno federal cada semana, y las decisiones se toman desde allí, dijo Sheenbaum.

El presidente dijo que los esfuerzos se centran en realizar pruebas de COVID-19 y pedir que las personas estén aisladas.

Este es un llamado a volver a la situación de quedarse en casa, más allá del tema del color del semáforo, y si sale a tomar todas las medidas cautelares ”, respondió el jefe de Gobierno.

Agregó que esta semana se tomará una decisión sobre la cantidad de infecciones registradas y los resultados de los ingresos hospitalarios.

Más: CDMX, cerca del semáforo en rojo por internación; Habrá nuevas actividades: Sheinbaum

Señaló que el número de ensayos había aumentado en la última quincena, primero 10.000 ensayos por día, luego 20.000.

Le recordó su pasada insistencia en ponerse rojo si se realizaban cierto número de hospitalizaciones, a lo que respondió que el semáforo de la capital está determinado por un semáforo federal.

El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Salud, ha enfatizado la importancia de los 10 indicadores emitidos por el Mandatario, al tiempo que enfatizó la independencia de la decisión que tomó el subsecretario de Salud Hugo López-Cadell a los gobernadores de diversas organizaciones de cambiar de color ante el tráfico epidémico.

“Entonces no solo están ingresando en el hospital, son varios indicadores. Lo más importante más allá del semáforo es el llamado a que la gente nos deje en casa y tome todas las medidas de control sanitario para prevenir la propagación de la enfermedad”, agregó.

Pero Lopez-Catell dice lo contrario

En rueda de prensa el 7 de diciembre, el subsecretario general Hugo López-Cadell destacó que el semáforo es un mecanismo de medición objetiva que no está sujeto a negociación.

READ  Eclipse solar total para oscurecer el sol 2020 Lunes: Cómo mirar desde cualquier lugar

Explicó que las muertes por COVID han aumentado en la Ciudad de México, por lo que se busca mitigar la epidemia a través de mecanismos que reduzcan la movilidad en la capital del país.

Desde julio, el subsecretario de Salud ha dicho que dado que los gobernadores conocen bien la realidad del estado, pueden determinar de qué color debe ser la luz del tráfico epidémico.

Se respetan las decisiones que toman cuando se eleva su estado de alerta, y así es el caso de Baja California, que salió naranja con calificación de semáforo, pero el gobierno local decidió tener un semáforo en rojo, lo que nos parece una gran decisión y una decisión muy responsable de cuidar a la población lo más posible ”, dijo. Mencionado el 20 de julio.

Comprender: Aclara todo, dice López-Cadell tras un desacuerdo con el gobernador de Tabasco por el semáforo de COVID

Es deber del Ministerio de Salud emitir recomendaciones para el país, pero si un gobierno estatal decide tomar medidas drásticas o menos restrictivas, López-Cadell señala que la decisión que toma es “responsabilidad del estado”.

Esto va de la mano con los temas que abordó durante la conferencia presidencial matutina del 10 de noviembre, en la que reiteró que el resultado final del estado ante el tráfico epidemiológico es similar para cada estado.

“En cualquier momento, si hay diferencia de opinión y se utiliza una causa de salud para establecer una acción administrativa que lleve a una menor movilidad, la última palabra es para el gobierno del estado, pero consideramos saludable el diálogo”, dijo.

10 puntos de semáforo

Como señaló Claudia Sheinbaum, el Ministerio de Salud el 23 de noviembre proporcionó una nueva forma de usar los semáforos. La medida elevó sus cuatro definiciones originales a diez.

Los expertos son los encargados de revisar los puntos y proporcionar una estimación de cada uno de ellos, y luego comparar los resultados con el rango establecido, que va de cero a cuatro según la calificación obtenida.

Relacionado con: Como Chiapas y Campech lograron un semáforo verde: estos son sus números

Entonces, en un momento los funcionarios estatales pudieron señalar que su calificación era buena, lo que les daría la máxima calidad (cuatro puntos); Pero si tienen malos números, se les dará una calificación muy baja (cero puntos).

En función del valor recibido por cada estado (que va de cero a cuatro), se sumarán cifras de 10 puntos para que cada empresa sepa de qué color de semáforo. El color se selecciona en base a la siguiente tabla:

Semáforo epidemiológico

A continuación se enumeran 10 puntos a tener en cuenta:

1.-Número de reproducción efectiva, que indica el riesgo de que una persona infectada contagie a otras.

2.-Ratio de eventos activos estimados por 100.000 habitantes.

3. Tasa de mortalidad por 100.000 mil personas.

4.-Tasa de casos hospitalizados.

5.-Ocupación hospitalaria de camas generales IRAG.

6.-Ocupación hospitalaria de camas con ventilador.

7. -Positivo al virus SARS-CoV-2.

8.-Tendencia de casos de hospitalización por cada 100 mil personas,

9.-Tendencia de casos de síndrome COVID-19 por 100.000 habitantes.

10.-Tendencia de la tasa de mortalidad por cada 100 mil personas.

Lo que debemos hacer en Política Animal requiere periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener el diálogo con los lectores y una de las cosas más importantes: la libertad. Puede ayudarnos a continuar. Sea parte del equipo.
Suscríbete al animal político, Beneficia y apoya la prensa libre.

#YoSoyAnimal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *