La CNBV de México ha autorizado 72 startups fintech en medio de un riguroso proceso regulatorio

La CNBV de México ha autorizado 72 startups fintech en medio de un riguroso proceso regulatorio

Desde el lanzamiento de la ley fintech de México en 2018, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) del país ha otorgado autorización a alrededor de 72 startups fintech. Esta ley rectora, primera de su tipo en América Latina y el mundo, tiene como objetivo regular a las empresas que administran indirectamente recursos públicos, centrándose en las empresas especializadas en pagos electrónicos (IFPE) y fondos colectivos (IFC).

Un riguroso proceso de autorización

A pesar de los esfuerzos de la CNBV por acelerar el proceso de autorización, más de 30 solicitudes de licencia fueron rechazadas y un número no especificado de empresas decidieron retirarse del proceso. Las razones de estos rechazos son multifacéticas: los modelos económicos defectuosos, la información insuficiente y las fallas en los estudios de viabilidad económica contribuyen a que las solicitudes fracasen.

Los estrictos estándares de la CNBV guardan similitudes con los de la banca tradicional, lo que obliga a las nuevas empresas a satisfacer las exigentes necesidades de las instituciones financieras establecidas. Inicialmente, el proceso de solicitud duró aproximadamente un año y medio; Sin embargo, este período se reduce a un año o menos en algunos casos.

Requisitos complejos pero necesarios

Los analistas coinciden en que los requisitos previos para obtener una licencia son complejos y costosos. Sin embargo, también reconocen que estos requisitos son críticos para que la CNBV evalúe adecuadamente los riesgos potenciales. A pesar de enfrentar medidas de austeridad y reducciones de personal, la CNBV sigue firme en su compromiso de aprobar licencias y al mismo tiempo proteger la seguridad del consumidor y garantizar el cumplimiento de las regulaciones.

READ  México Cuenta Regresiva: Ruta + Mapas

La Ley FinTech, promulgada en 2018, es una disposición histórica. En 2020, la CNBV emitió su primera autorización para operar bajo esta ley. El objetivo principal de la Ley es regular las Instituciones de Fondos de Pago Electrónico (IFPE) y las Instituciones de Fondos Colectivos (IFC).

Desafíos adelante

La CNBV continúa trabajando para autorizar más licencias, incluso cuando su fuerza laboral se reduce debido a las medidas de austeridad, pero está lidiando con un aumento en el número de solicitudes. A pesar de estos desafíos, la CNBV se mantiene firme en sus esfuerzos por mantener los más altos estándares de seguridad del consumidor y cumplimiento regulatorio mientras navega por el complejo y acelerado mundo de la regulación fintech.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio