Equipos de rescate mexicanos buscan sobrevivientes en las superficies Kadena y Topos Azteca

Otro equipo de rescate de México, el «Topos Azteca», es un grupo mexicano sin fines de lucro fundado después del terremoto de la Ciudad de México de 1985, que se especializa en operaciones de búsqueda y rescate a gran escala en todo el mundo. Israel también ha desplegado un equipo de rescate para ayudar en los esfuerzos de rescate y recuperación en Florida.

«Estamos dividiendo el trabajo y completando el esfuerzo existente y brindando cualquier experiencia que podamos aportar», dijo Moises Sofer, uno de los siete voluntarios de Kadena actualmente en la superficie.

El hombre de 36 años ha sido miembro del «Equipo Go» de Kadena durante cinco años y ha trabajado entre los escombros del terremoto en su ciudad natal de México. «Ofrecemos sugerencias sobre este tipo de caídas que vemos con más frecuencia de lo que ves aquí. Traemos nuestra experiencia y comentarios a la mesa», dijo.

Los equipos de rescate han estado trabajando incansablemente en turnos largos desde el jueves pasado, con el número de muertos aumentando a 16 y 147 aún no se han contabilizado. A veces cavaban con sus propias manos para tamizar una montaña de escombros, sin perturbar los lugares donde la gente podía vivir. En otras ocasiones, utilizaban maquinaria pesada para mover grandes piezas de metal retorcido.

Pero el arduo esfuerzo en el área devastada se verá complicado por los temores de un mayor colapso y el clima extremo. En un momento del martes, tuvo que detener los esfuerzos de socorro debido a truenos y relámpagos, lo que frustró a algunos miembros de la familia que estaban ansiosos por obtener respuestas.

READ  ¡Explosión de corona en Europa! Estado de notificación de emergencia ...

En total, el jefe de bomberos de Miami-Dade, Alan Kamisky, dijo que hasta ahora los equipos han movido tres millones de libras de concreto y están usando equipos de sonar y video para escuchar y ver las señales de los sobrevivientes. Hasta ahora nadie pudo enviar la solución perfecta, lo cual no es extraño.

El domingo, los autobuses llevaron a grupos de familiares al lugar de los restos para presenciar de primera mano la destrucción y el trabajo de los rescatistas. Algunos de ellos, como Paul Rodríguez, dejaron de hablar con los reporteros y dijeron que estaba muy ansioso por obtener información sobre su madre de 64 años y su abuela de 88 años. Ambos vivían en el piso 12 de un condominio.

Sofer espera que el perro de rescate, entrenado para encontrar sobrevivientes de desastres, aún pueda sobrevivir con la ayuda de su compañero, Orio. «Nunca perdimos la esperanza. Seguimos intentándolo y siempre actuamos como si hubiera alguien viviendo debajo», dijo.

Es un trabajo agotador. Pero Héctor Méndez, director de Topos Azteca, dice: «Cuando ya has visto la muerte, tienes la oportunidad de salvar a alguien. Cuando ocurren hechos tan graves, esa naturaleza dentro de ti se despierta para salvar a la raza humana».

Diez de su equipo de defensores procedían de México, Guatemala y Estados Unidos. Méndez, quien se ofreció como voluntario para los esfuerzos de rescate del 11 de septiembre y del huracán Katrina, agregó: «Conozco el enfoque de EE. UU., tienes que ser paciente y respetuoso, tienes que esperar tu turno porque ‘vienes de otro país, tenemos permiso ahora hacemos nuestra parte. Con muchas ganas».

READ  Este hotel mexicano acaba de abrir el Museo del Tequila, y sirve una degustación todas las noches.

La periodista Carol Suarez proporcionó el reportaje desde la Ciudad de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.