El frío aceleró la epidemia. Es peor en los estados con mayor población. ¿Qué son?

El coronavirus puede atacar con más severidad en invierno y sus consecuencias asociadas a enfermedades como el sobrepeso, la hipertensión arterial y la diabetes son peores en estados como Baja California, Sinaloa y Veracruz, donde, junto con el COVID-19, estas enfermedades golpean sin piedad, según un análisis basado en estadísticas oficiales. .

Ciudad de México, 8 de diciembre (sin embargo) .- Crisis coronavirus Se ve agravada por el resfriado y ya está provocando la segunda, tercera y cuarta oleada de infecciones en el mundo. Las estimaciones del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington sugieren Muertes diarias En México para COVID-19 Entre noviembre de 2020 y enero de 2021, en realidad aumentará en un 53 por ciento. La Organización Panamericana de la Salud también predijo un repunte esta temporada, ya que los coronavirus, como la influenza, se vuelven más activos y agresivos con el otoño. Temperatura.

“Podemos decir que la epidemia está muy activa en México y ahora se está recuperando durante la estación fría, […] Porque los coronavirus son virus de invierno “, explicó. sin embargo Doctor Alejandro Macas Hernández, Ex Subdirector de Epidemiología Hospitalaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubiran.

Surge la pregunta anterior: si SARS-CoV-2 Estar en mejores condiciones para hacer daño, ¿qué estados tienen el mayor riesgo de gravedad y muerte? ¿Dónde está el impacto y es peor? En este sentido, las estadísticas del Ministerio de Salud (SSA) sugieren que existe un vínculo entre la tasa de mortalidad por coronavirus y la prevalencia de algunas enfermedades crónicas, mostrando signos de estados donde el invierno es peor.

Invierno

Las microgotas que llevan COVID-19 son más susceptibles al clima invernal. Foto: Michel Waltierra, Kurtoscuro.

Según información oficial analizada por la unidad de datos de sin embargo, Tres de los 10 estados principales Tasa de mortalidad Por COVID-19 (Baja California, Sinaloa y Veracruz) uno de los cinco primeros estados, por la mayor tasa de morbilidad es mora, Presión arterial Y Diabetes. Los otros cuatro (Morelos, Edomex, Quintana Roo e Hidalgo) tenían enfermedades de rango medio, aunque dos de ellos (Morelos y Edomex) estaban por encima del promedio nacional. Los otros tres estados con mayor mortalidad por coronavirus (Talaxala, Campeche y Quintana Rs.) Son excepcionales, siendo los 10 estados los que tienen la tasa de morbilidad más baja por obesidad, hipertensión y diabetes.

En contraste, los 10 estados con mayor morbilidad por esofagitis, hipertensión y diabetes – con excepción de Baja California, Sinaloa y Veracruz – Chihuahua, Kohuvila, Kolima, Jalisco y Nairoit tienen casos moderados con mortalidad moderada a otros estados por COVID-19. En relación, cuatro (Chihuahua, Colima, Jalisco y Nairobi) tienen promedio nacional o superior. En los casos de Ciudad de México y Sonora, se encontraban entre los 10 estados con la tasa de mortalidad más baja por cada 100 infecciones, a pesar de tener la tasa más alta de enfermedades crónicas a nivel nacional.

READ  (Galería de fotos) El personal supervisa los restos de 'Scenic Fire' en Caspar el domingo por la noche

Lo anterior indica que tres de cada cuatro estados tienen un nivel alto o moderado de mortalidad por coronavirus (en comparación con otras organizaciones) y en contraste: tres de cada cuatro estados tienen una alta tasa de mortalidad por COVID-19, presión arterial alta o moderada a alta y diabetes. Estar enfermo.

Aunque las comorbilidades afectan el resultado de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, esto sugiere que las condiciones anormales (uno de cada cuatro casos) pueden ser suprimidas por la presencia de factores. Al igual que en la capital de la nación, pueden mitigar el impacto de la epidemia de coronavirus, donde la concentración de servicios e infraestructura pública es la más fuerte a nivel nacional.

Para el Dr. Fidel Alejandro Sánchez Flores, “en un país tan grande, el problema de más de 120 millones de mexicanos, las epidemias y las muertes no se distribuyen de manera uniforme; Este es un problema que es más probable que experimentemos en áreas o ciudades densamente pobladas como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey ”.

La vacuna “definitivamente cuesta mucho reducir la tasa de mortalidad por infección” porque indica la posibilidad de reducir la cantidad de personas infectadas, a lo que siempre se vincula la magnitud de las muertes y las consecuencias del coronavirus en México. Comorbilidades, Investigador Jefe de la Unidad Universitaria de Secuenciación Masiva y Bioinformática (UUSMB) del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (IBT-UNAM).

“Debido a esto, esta epidemia es una Sindemia, Cuando te acompañan muchas infecciones. Por ejemplo, aquí estamos agregando infección, junto con COVID-19. es mora, Infección de Diabetes Y similares Presión arterial Y Desnutrición”Añadió un especialista en bioinformática.

Syndemia en los Estados

Además de las personas que han estado enfermas durante el último año debido a una enfermedad crónica, los datos de la SSA indican los estados con las poblaciones más vulnerables debido a la prevalencia de enfermedades. En comparación con las tasas de población de personas de 20 años y más en los 32 estados de la República Mexicana, generalmente tenemos a Campeche, Sonora, Tabasco, Baja California, Yucatán, Veracruz, Nuevo León, Kohuila, Tamoulipas y Chihuahua como parte de la prevalencia más alta.

READ  Largas colas en estaciones y aeropuertos. La gente trató de irse a Londres

Sin embargo, la prevalencia de las enfermedades mencionadas no es más alta que la de los 22 estados restantes. Esto sugiere que la cantidad de ciertos problemas de salud es mucho más amplia o clara en términos de población que en otras partes del país.

Así, Quintana Roo, Baja California, Tabasco, Yucatán y Campeche son los estados más poblados del resto del mundo, con un 45 a 49 por ciento de la población con edades comprendidas entre los 20 y 20 años y aquellos con mayores problemas de presión arterial, como Campeche, Sonora, Veracruz, Chihuahua y Kohuvila. Esto se debe a que entre el 22 y el 26 por ciento de su población padece esta afección. Además, los estados de Campeche, Hidalgo, Tamoulipas, Ciudad de México y Nuevo León tienen las tasas más altas de diabetes, afectando del 13 al 14 por ciento de su población.

Según cifras oficiales de la SSA, el 36 por ciento (29 millones de personas) de los adultos en México sufren atrasos. Por su parte, la presión arterial y la diabetes afectan a 18 (15 millones de personas) y al 10 por ciento (8,3 millones de personas) del estrato poblacional. En cualquiera de estas situaciones en 2019 ocurrieron 1 millón 659 mil 401 problemas de salud.

La siguiente tabla permite consultar estadísticas nacionales y estatales tanto de morbilidad como de coronavirus.

Las enfermedades prescritas se ven agravadas no solo por el agravamiento de la crisis de salud provocada por el virus SARS-CoV-2, sino también por la falta de movilidad y la moderación autoimpuesta para reducir la epidemia a nivel nacional.

“Pasar demasiado tiempo en casa y no comer una dieta saludable y no hacer ejercicio, como no poder ir a gimnasios o parques, puede llevar a un aumento de peso”, explicó Ana Livier Medrano Lerma, supervisora ​​de nutrición del departamento de promoción de la salud del Instituto Mexicano del Seguro Social.

En el marco del World es Remainder Day celebrado el 12 de noviembre, la grasa corporal elevada, la diabetes, la hipertensión arterial, la dislipidemia, las enfermedades cardíacas, el cáncer de colon o la apnea de mama y del sueño pueden afectar la calidad de vida.

Temporada de virus

Cuando los médicos dicen que los coronavirus son vinagre, significa que su propagación se ve facilitada por temperaturas más bajas y que sus vías de transmisión, que son microgotas, son más largas en la atmósfera.

Aunque queda por ver si el resfriado invernal COVID-19 es causado por otros virus, varias organizaciones como las universidades de Harvard y Johns Hopkins en Estados Unidos han anunciado que los efectos de la mayoría de los virus se agravarán durante el invierno. Por dos motivos principales: las bajas temperaturas producen un estancamiento de la población, lo que debilita el sistema inmunológico al no estar alerta, y el frío reduce la respuesta antiviral a determinadas zonas del cuerpo, como la cavidad nasal, cuyos tejidos y mucosas se ven afectados por el frío.

Este escenario también se agrava con la llegada de la influenza invernal, que, según la UNAM, representa desafíos para el sistema de salud y la necesidad de fortalecer las medidas de salud para reducir el riesgo de combinar dos enfermedades: influenza y coronavirus.

“Durante la última temporada de influenza, desde septiembre de 2019 hasta principios de 2020, se identificaron 122,480 casos de enfermedades similares a la influenza e infecciones respiratorias agudas, de los cuales 6,344 fueron diagnosticados como influenza”, se lee en un comunicado de los principales hogares de México.

Con la llegada del invierno y otras enfermedades, además del regreso del COVID-19, la crisis sanitaria se intensificará. Al 3 de diciembre de 2020, SASS reportó 71,519 casos activos, 1 millón 144,643 casos confirmados y 108,173 muertes por enfermedades causadas por el virus SARS-CoV-2.

Semáforo-Kovid

El semáforo del coronavirus SSA indicó que hasta el 3 de diciembre los dos estados (Chihuahua y Durango) tenían más crisis. Foto: Especial.

Según cifras oficiales analizadas por este medio digital, la Ciudad de México, Baja California Sur, Tabasco, Sonora y Cohuvila son los estados con mayor número de casos de coronavirus, con 24, 18, 15, 14 y 13 contagios confirmados por cada mil habitantes. En contraste, los estados con menor incidencia de Nairobi, Jalisco, Veracruz, Morelos y Chiapas registraron seis, cinco, cinco, cuatro y un casos por cada mil habitantes, respectivamente.

Sin embargo, las tasas de mortalidad más altas por infecciones por mil al 3 de diciembre fueron Morelos, Sinaloa, Baja California, Chiapas y Veracruz, mientras que Guanajuato, Querotaro, Ciudad de México, Durango y Baja California Sur tuvieron el índice de mortalidad más bajo por COVID-19.

La tasa de mortalidad es muy baja. Por un lado, los primeros cinco estados registraron 156 muertes por cada mil contagios; Por otro lado, hubo 59 muertes por cada mil casos en los últimos cinco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *